Que pasaria si cataluña declara la independencia unilateralmente

Líderes catalanes

La primera y más radical es que el Gobierno catalán podría declarar la independencia de forma unilateral. La ley del referéndum catalán prevé una declaración unilateral de independencia (UDI) en caso de que vote el Sí, y hay una mayoría independentista en el Parlamento catalán que apoya esta declaración.

Esto sería extremadamente problemático. La UDI no sería reconocida internacionalmente, es poco probable que el Gobierno catalán pueda aplicar realmente la decisión, y el movimiento independentista podría perder el capital político ganado el domingo. Al fin y al cabo, no hay una clara mayoría independentista en Cataluña, aunque los acontecimientos del domingo pueden haber tenido un impacto en la opinión pública.

El segundo escenario es que la UE medie para promover el diálogo entre los dos gobiernos y detener la escalada. Este parece ser el principal objetivo del Gobierno catalán, amparándose en la idea de que se está faltando al respeto a la democracia y a los derechos fundamentales dentro de un Estado miembro. Este es el escenario menos probable, pero podría ser más probable si se desarrollan los acontecimientos descritos en el primer escenario.

Historia del conflicto entre cataluña y españa

La Ley del Referéndum de Autodeterminación de Cataluña contenía la disposición de que, en caso de un resultado a favor de la independencia, ésta se declararía en las 48 horas siguientes al recuento de todos los votos. El presidente catalán, Carles Puigdemont, lo confirmó el 3 de octubre durante una entrevista exclusiva con la BBC, diciendo que “vamos a declarar la independencia 48 horas después de que se cuenten todos los resultados oficiales”[9].

Leer más  Derecho real de prenda

Tras afirmar que consideraba el referéndum válido y vinculante, Puigdemont optó por utilizar la expresión “asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, antes de añadir que “pediría al Parlamento que suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas podamos emprender un diálogo”.

El discurso dejó a los observadores desconcertados, ya que se esforzaron por entender si Puigdemont acababa de declarar la independencia[11][12]. Mientras que algunos comentaristas afirmaron que la independencia acababa de ser declarada y puesta en suspenso,[13][14] otros afirmaron que la declaración de independencia había sido pospuesta[2][15][16][17].

Capital de cataluña

Paul Kennedy no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

El presidente español, Mariano Rajoy, pide al gobierno de Cataluña que aclare si declara o no la independencia tras el disputado referéndum del 1 de octubre. Las dos administraciones están en un punto muerto. ¿Adónde vamos a parar?

Lo más significativo es que Puigdemont ha dado un paso atrás al no seguir adelante con una declaración unilateral e inequívoca de independencia. Ha ganado un poco de espacio para dialogar dentro del campo independentista, dejando abierta la posibilidad de conversaciones con el gobierno español.

Ahora, Puigdemont se verá sometido a una intensa presión por parte de sus socios independentistas, sobre todo de la anticapitalista CUP (Candidatura de Unidad Popular) y, en menor medida, de ERC (Izquierda Republicana de Cataluña), para que se mantenga firme y opte inequívocamente por una declaración unilateral de independencia.

Leer más  Clausulas de un contrato

Referéndum de cataluña 2014

La Ley del Referéndum de Autodeterminación de Cataluña contenía la disposición de que, en caso de un resultado a favor de la independencia, esta se declararía en un plazo de 48 horas después de que se contaran todos los votos. El presidente catalán, Carles Puigdemont, lo confirmó el 3 de octubre durante una entrevista exclusiva con la BBC, diciendo que “vamos a declarar la independencia 48 horas después de que se cuenten todos los resultados oficiales”[9].

Tras afirmar que consideraba el referéndum válido y vinculante, Puigdemont optó por utilizar la expresión “asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, antes de añadir que “pediría al Parlamento que suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas podamos emprender un diálogo”.

El discurso dejó a los observadores desconcertados, ya que se esforzaron por entender si Puigdemont acababa de declarar la independencia[11][12]. Mientras que algunos comentaristas afirmaron que la independencia acababa de ser declarada y puesta en suspenso,[13][14] otros afirmaron que la declaración de independencia había sido pospuesta[2][15][16][17].