Que es el secreto profesional

El secreto profesional en la medicina forense

El ejemplo clásico es el caso de Kitson contra Playfair: El Dr. Playfair, un conocido ginecólogo, examinó a la Sra. Kitson, mientras su marido estaba en el extranjero. La Sra. Kitson recibía una asignación de 500 libras al año del hermano de su marido. El Dr. Playfair consideró que el embarazo era ilegítimo y comunicó las circunstancias al cuñado, lo que le llevó a suspender el pago de su asignación. La Sra. Kitson interpuso una demanda por calumnia contra el Dr. Playfair y el tribunal le declaró culpable por revelar el secreto profesional y le obligó a pagar una indemnización de 12.000 libras a la Sra. Kitson.

Privacidad médica

Los profesionales de la salud están obligados a guardar el secreto profesional o médico. Deben tratar toda la información que reciben de forma confidencial. Por regla general, no pueden transmitir información a terceros sin consentimiento.

El objetivo del secreto profesional es proteger a los pacientes y sus intereses. Constituye la base de la relación de confianza entre los profesionales sanitarios y los pacientes. Las siguientes situaciones son las únicas en las que se puede revelar información sobre los pacientes:

Si los profesionales sanitarios no están autorizados ni por los pacientes ni por la ley a revelar información, pueden solicitar a la autoridad competente de su cantón que les exima de la obligación de guardar el secreto profesional si existe una razón importante para hacerlo. La autoridad considerará entonces cuidadosamente si el interés del tercero afectado en recibir esta información supera la necesidad de mantener el secreto profesional. Este es el caso, por ejemplo, cuando un médico informa al compañero de vida de un paciente sobre la grave enfermedad transmisible de éste, o quiere comunicar a los familiares en duelo la causa de la muerte del paciente.

Leer más  Real decreto alquiler 2019

Secreto profesional wikipedia

Los profesionales de la salud están obligados a guardar el secreto profesional o médico. Deben tratar toda la información que reciben de forma confidencial. Por regla general, no pueden transmitir información a terceros sin consentimiento.

El objetivo del secreto profesional es proteger a los pacientes y sus intereses. Constituye la base de la relación de confianza entre los profesionales sanitarios y los pacientes. Las siguientes situaciones son las únicas en las que se puede revelar información sobre los pacientes:

Si los profesionales sanitarios no están autorizados ni por los pacientes ni por la ley a revelar información, pueden solicitar a la autoridad competente de su cantón que les exima de la obligación de guardar el secreto profesional si existe una razón importante para hacerlo. La autoridad considerará entonces cuidadosamente si el interés del tercero afectado en recibir esta información supera la necesidad de mantener el secreto profesional. Este es el caso, por ejemplo, cuando un médico informa al compañero de vida de un paciente sobre la grave enfermedad transmisible de éste, o quiere comunicar a los familiares en duelo la causa de la muerte del paciente.

El secreto profesional en la ética médica

La Comisión, la Agencia y las autoridades nacionales de aviación, cuando intervengan en virtud del apartado 3 del artículo 5 y del apartado 1 del artículo 11, así como sus funcionarios y demás personas que trabajen bajo su supervisión, se abstendrán de divulgar la información que hayan adquirido o intercambiado en aplicación del presente Reglamento y que esté amparada por la obligación de confidencialidad y secreto profesional. eur-lex.europa.eu

Leer más  9313cee

En virtud del artículo 8 del Reglamento de la OLAF, la Oficina y sus empleados están sujetos a las mismas condiciones de confidencialidad y secreto profesional que se aplican al personal del BCE en virtud de los Estatutos y de las condiciones de empleo del BCE. eur-lex.europa.eu

La principal tarea del Órgano de Vigilancia es conciliar dos obligaciones contrapuestas, a saber, la de motivar sus decisiones conforme al artículo 16 del Acuerdo de Vigilancia y Jurisdicción y, por tanto, garantizar que sus decisiones contengan todos los elementos esenciales en los que se basan, y la de salvaguardar la obligación de secreto profesional. eur-lex.europa.eu

El artículo 214 del Tratado y el apartado 2 del artículo 17 del Reglamento de concentraciones, así como las disposiciones correspondientes del Acuerdo EEE (1 ), obligan a la Comisión, a los Estados miembros, al Órgano de Vigilancia de la AELC y a los Estados de la AELC, a sus funcionarios y demás agentes a no divulgar la información que hayan obtenido en aplicación del Reglamento y que esté cubierta por la obligación de secreto profesional. eur-lex.europa.eu