Empresa sin animo de lucro

Navegador de la caridad

El superávit -es decir, la parte de los ingresos que queda después de pagar los gastos de funcionamiento-, que podría considerarse similar a los “beneficios”, debe destinarse a los fines benéficos o públicos para los que se organizó, y no pagarse como dividendo o beneficio a nadie relacionado con su gestión u organización.

La organización no sólo debe cumplir los requisitos que el estado en el que está organizada establece para las organizaciones sin ánimo de lucro, sino que también debe cumplir la compleja normativa del IRS. Estos reglamentos se utilizan no sólo para determinar si la organización está exenta de impuestos en virtud de sus actividades como organización sin ánimo de lucro. Si el propósito de la organización es uno de los descritos en el artículo 501(c)(3) del Código de Rentas Internas,[3] puede solicitar una resolución que determine que las donaciones a la misma son deducibles de impuestos para las personas o entidades comerciales que las realizan. La propia organización estará exenta de impuestos siempre que no realice actividades empresariales no relacionadas. En ese caso, estas organizaciones deben presentar el formulario 990.[4]

La tribuna de texas

El término “sin ánimo de lucro” significa cosas diferentes para muchas personas. Es una palabra de uso común sin un entendimiento común entre el escritor y el lector. La gente suele utilizar las palabras “sin ánimo de lucro” y “exento de impuestos” indistintamente. El Congreso ha creado casi tres docenas de tipos de organizaciones exentas de impuestos en diferentes secciones del código fiscal. Entre ellas se encuentran la sección 501(c)(4) (organizaciones de bienestar social, asociaciones de propietarios y compañías de bomberos voluntarios), la sección 501(c)(5) (incluye a los sindicatos), la sección 501(c)(6) (incluye a las cámaras de comercio) y la sección 501(k) (organizaciones de cuidado de niños). Cada sección identifica ciertas condiciones que deben cumplirse para estar exentas de pagar impuestos federales sobre la renta. La única condición común es no repartir beneficios (“ninguna parte de los beneficios netos de la organización puede redundar en beneficio de ningún accionista privado o individuo”); de ahí el término “sin ánimo de lucro”. La sección 501(c)(3) del código fiscal se refiere a las “organizaciones benéficas públicas” (también conocidas como organizaciones benéficas sin ánimo de lucro) y a las “fundaciones privadas”. El código fiscal considera que las “iglesias y organizaciones religiosas” (que el IRS define como mezquitas, sinagogas, templos y otros lugares de culto) son “organizaciones benéficas públicas”.

Leer más  Limites al derecho de informacion del socio

Fondo mundial para la naturaleza

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Organización sin ánimo de lucro” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (febrero 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los aspectos clave de las organizaciones sin ánimo de lucro son la responsabilidad, la fiabilidad, la honestidad y la franqueza hacia todas las personas que han invertido tiempo, dinero y fe en la organización. Las organizaciones sin ánimo de lucro son responsables ante los donantes, los fundadores, los voluntarios, los beneficiarios de los programas y la comunidad pública. Para una organización sin ánimo de lucro que busca financiar sus operaciones a través de donaciones, la confianza del público es un factor que influye en la cantidad de dinero que una organización sin ánimo de lucro es capaz de recaudar. Cuanto más se centren las organizaciones sin ánimo de lucro en su misión, más confianza pública tendrán. Las actividades en las que participa una organización sin ánimo de lucro pueden ayudar a generar la confianza del público en las organizaciones sin ánimo de lucro, así como el grado de ética de sus normas y prácticas.

Centro de investigación pew

Existe una gran confusión en torno a la diferencia entre una organización benéfica y una organización sin ánimo de lucro. Pero antes de fundar una organización benéfica, es importante entender la distinción entre ambas, ya que la forma en que decida estructurar su organización podría tener un gran impacto en aspectos como el tratamiento fiscal y la regulación.

Leer más  Naturaleza juridica de los contratos

Una de las principales ventajas de registrarse como organización benéfica es que podrá beneficiarse de varias exenciones fiscales, ya que las organizaciones benéficas no pagan impuestos por la mayoría de los ingresos, como las donaciones o los ingresos por alquiler. Puede obtener más información sobre las exenciones fiscales de las organizaciones benéficas aquí.

Para hacer las cosas aún más confusas, también vale la pena señalar que bajo el paraguas de la “caridad”, también hay varios tipos de estructuras de caridad, y que su organización elige se basará en una serie de factores – por ejemplo, la necesidad de la responsabilidad limitada para su consejo de administración.

Una de las principales ventajas de ser una CIO en lugar de una sociedad benéfica es que los fideicomisarios se beneficiarán de la protección de la responsabilidad limitada, lo que significa que no serán responsables personalmente si la organización benéfica tiene dificultades financieras.