Derecho de adquisición preferente acciones

Acciones de derecho de tanteo

Un derecho de tanteo, derecho de preferencia o primera opción de compra es un derecho contractual a adquirir una determinada propiedad de nueva creación antes de que pueda ser ofrecida a cualquier otra persona o entidad[1] Proviene del verbo latino emo, emere, emi, emptum, comprar o adquirir, más la preposición inseparable pre, antes. El derecho a adquirir una propiedad existente con preferencia a cualquier otra persona suele denominarse derecho de tanteo.

En la práctica, la forma más común de derecho de tanteo es el derecho de los accionistas existentes a adquirir nuevas acciones emitidas por una empresa en una emisión de derechos, normalmente una oferta pública. En este contexto, el derecho de tanteo también se denomina derecho de suscripción o privilegio de suscripción[2] Es el derecho, pero no la obligación, de los accionistas existentes de comprar las nuevas acciones antes de que se ofrezcan al público. De este modo, los accionistas existentes pueden mantener su participación proporcional en la empresa y evitar así la dilución de las acciones[3]. En muchas jurisdicciones, los derechos de suscripción están previstos automáticamente por la ley, como en el Reino Unido, pero en otras jurisdicciones, sólo surgen si están previstos en los documentos constitutivos de la empresa correspondiente. En Estados Unidos, por ejemplo, es raro que las empresas que cotizan en bolsa concedan derechos de suscripción preferente a los accionistas, pero es habitual que las empresas que no cotizan en bolsa concedan derechos de suscripción preferente a los inversores de capital riesgo y de capital privado. La Unión Europea ha interpuesto un recurso de infracción contra España, alegando que la falta de derechos preferentes estatutarios en la legislación española viola la Segunda Directiva sobre Derecho de Sociedades[4].

Leer más  Que es la liquidacion

Ejemplo de derechos preferentes

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Los derechos preferentes dan a un accionista la oportunidad de comprar acciones adicionales en cualquier emisión futura de acciones ordinarias de una empresa antes de que las acciones se pongan a disposición del público en general. Este derecho es una cláusula contractual que suele estar disponible en Estados Unidos sólo para los primeros inversores de una empresa que acaba de salir a bolsa o para los propietarios mayoritarios que quieren proteger su participación en la empresa cuando se emitan acciones adicionales.

Una empresa estadounidense puede conceder derechos preferentes a todos sus accionistas comunes, pero la legislación federal no lo exige. Si la empresa reconoce tales derechos, se hará constar en los estatutos de la empresa. El accionista también puede recibir una orden de suscripción que le da derecho a comprar un número de acciones de una nueva emisión, normalmente igual a su porcentaje actual de propiedad.

¿tienen los accionistas preferentes derechos de preferencia?

Un derecho de tanteo, derecho de preferencia o primera opción de compra es un derecho contractual a adquirir determinados bienes de nueva creación antes de que puedan ofrecerse a cualquier otra persona o entidad[1]. Proviene del verbo latino emo, emere, emi, emptum, comprar o adquirir, más la preposición inseparable pre, antes. El derecho a adquirir una propiedad existente con preferencia a cualquier otra persona suele denominarse derecho de tanteo.

Leer más  Santa maria de sigena

En la práctica, la forma más común de derecho de tanteo es el derecho de los accionistas existentes a adquirir nuevas acciones emitidas por una empresa en una emisión de derechos, normalmente una oferta pública. En este contexto, el derecho de tanteo también se denomina derecho de suscripción o privilegio de suscripción[2] Es el derecho, pero no la obligación, de los accionistas existentes de comprar las nuevas acciones antes de que se ofrezcan al público. De este modo, los accionistas existentes pueden mantener su participación proporcional en la empresa y evitar así la dilución de las acciones[3]. En muchas jurisdicciones, los derechos de suscripción están previstos automáticamente por la ley, como en el Reino Unido, pero en otras jurisdicciones, sólo surgen si están previstos en los documentos constitutivos de la empresa correspondiente. En Estados Unidos, por ejemplo, es raro que las empresas que cotizan en bolsa concedan derechos de suscripción preferente a los accionistas, pero es habitual que las empresas que no cotizan en bolsa concedan derechos de suscripción preferente a los inversores de capital riesgo y de capital privado. La Unión Europea ha interpuesto un recurso de infracción contra España, alegando que la falta de derechos preferentes estatutarios en la legislación española viola la Segunda Directiva sobre Derecho de Sociedades[4].

Derechos preferentes ley de sociedades 2013

Los derechos de tanteo proporcionan a los actuales accionistas (socios) de una empresa el derecho de tanteo sobre la emisión, transferencia o transmisión de acciones de dicha empresa. Estos derechos se consideran necesarios para proteger a los socios contra la dilución involuntaria de sus participaciones actuales, es decir, una reducción del porcentaje de su participación actual en la empresa.

Leer más  Recurso contencioso administrativo costas

La inclusión de estos derechos en los estatutos y en el acuerdo de accionistas de una empresa significa que los socios actuales deben tener la oportunidad (pero no la obligación) de comprar las acciones disponibles, a prorrata de sus participaciones actuales, antes de que puedan ser emitidas u ofrecidas a cualquier otra persona.

Si se adopta el modelo de estatutos, los actuales accionistas gozan automáticamente del derecho de tanteo estatutario en la asignación de acciones ordinarias. Sin embargo, los accionistas no tienen automáticamente derechos de tanteo en ninguna otra circunstancia, por lo que estos derechos nunca deben asumirse sin confirmación.

Los derechos de tanteo legales están recogidos en la sección 561 de la Ley de Sociedades de 2006. Como se ha mencionado anteriormente, esta disposición sólo se aplica a la adjudicación (emisión) de acciones ordinarias; no existen derechos legales de tanteo en la transferencia de acciones existentes, la transmisión de acciones existentes (es decir, cuando un accionista fallece o se declara en quiebra), o en la adjudicación, transferencia o transmisión de cualquier clase de acciones que no sean ordinarias.