Articulo 163 constitucion española

Constitución española de 1812

2017-2018 Crisis constitucional españolaParte del movimiento independentista catalánLocalización de Cataluña (verde oscuro)- en Europa (verde y gris oscuro)- en España (verde)Fecha6 de septiembre de 2017 – 1 de junio de 2018(8 meses, 3 semanas y 5 días)LugarEspaña, principalmente Cataluña(algunos sucesos en toda Europa)Provocado por

Carles PuigdemontOriol Junqueras (detenido)Joaquim Forn (detenido)Jordi Turull (detenido)Carme Forcadell (detenida)Josep Lluís Trapero (hasta el 28 de octubre de 2017)Anna GabrielCarles RieraRoger Torrent (desde el 17 de enero de 2018)Quim Torra (desde el 14 de mayo de 2018

La crisis constitucional española de 2017-2018,[7] también conocida como crisis catalana,[8] fue un conflicto político entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña del expresidente Carles Puigdemont -el gobierno de la comunidad autónoma de Cataluña hasta el 28 de octubre de 2017- por la cuestión de la independencia de Cataluña. Comenzó después de que la ley que pretendía permitir el referéndum independentista catalán de 2017 fuera denunciada por el Gobierno español del presidente Mariano Rajoy y posteriormente suspendida por el Tribunal Constitucional hasta que se pronunciara sobre la cuestión[9][10] Algunos medios de comunicación internacionales han descrito los acontecimientos como “una de las peores crisis políticas de la historia moderna de España”[11].

Constitución española de 1978 resumen

(3) El Estado podrá negociar tratados de doble nacionalidad con los países iberoamericanos o con aquellos que hayan tenido o tengan especiales vínculos con España. En estos países los españoles podrán naturalizarse sin perder su nacionalidad de origen, aunque esos países no concedan un derecho recíproco a sus propios ciudadanos. (Art. 11)

Leer más  Libro de socios modelo

b) El recurso de amparo individual contra la violación de los derechos y libertades recogidos en el apartado 2 del artículo 53 de la Constitución, en los supuestos y forma que establezca la ley.

(2) El Gobierno podrá recurrir ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y acuerdos adoptados por los órganos de las Comunidades Autónomas, lo que producirá la suspensión de las disposiciones o acuerdos impugnados, pero el Tribunal deberá ratificar o levantar la suspensión, según el caso, en un plazo no superior a cinco meses. (Art. 161)

a) Interponer recurso de inconstitucionalidad: el Presidente del Gobierno, el Defensor del Pueblo, cincuenta Diputados, cincuenta Senadores, el órgano ejecutivo de una Comunidad Autónoma y, en su caso, su Asamblea.

La constitución española

Este post plantea la hipótesis de que esto puede ser el resultado de la forma en que el TJUE ha tratado la primera (y hasta ahora, única) cuestión prejudicial del TCE. En primer lugar, explico brevemente esta evolución. A continuación, ofrezco un comentario.

En octubre y noviembre de 2016, el TDC emitió los autos 168/2016, de 4 de octubre (publicado el 15 de noviembre), y 183/2016 y 185/2016, ambos de 15 de noviembre (publicados el 26 de diciembre) en los que se declaraba la inadmisibilidad de las cuestiones de constitucionalidad que habían sido presentadas por los jueces españoles simultáneamente a las cuestiones prejudiciales de la UE (es decir, los jueces habían considerado que determinadas disposiciones podían vulnerar tanto la Constitución como el Derecho de la UE y habían remitido los asuntos al TDC y al TJUE, respectivamente).

En estos tres autos, el TSC concluyó que las cuestiones constitucionales no cumplían el criterio de pertinencia porque, en virtud del principio de primacía del Derecho de la UE, una disposición nacional que se considere incompatible con el Derecho de la UE debe ser desplazada y no puede ser aplicada por los tribunales nacionales al resolver un asunto. Así, una ley nacional incompatible con el Derecho de la UE no es “aplicable” o “pertinente” al caso en los términos del artículo 163 de la Constitución. Cuando está pendiente una cuestión prejudicial de la UE, no se ha probado el requisito de aplicabilidad y pertinencia y, por tanto, la cuestión constitucional es inadmisible.

Leer más  Sociedad limitada de bajo lucro

Constitución española 1978 cataluña

La Constitución española hace referencia a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, escribiendo que la ley española debe interpretarse “de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño de 20 de noviembre de 1989”.    La Constitución garantiza los derechos de los menores según la Convención, ya que “la entidad pública ajustará su actuación a la presente ley y a la citada convención internacional [sobre los Derechos del Niño]”.

En España, los niños están representados por tutelas de larga duración (“tutores” o guardianes) y defensores de casos concretos, que son abogados que apoyan el derecho del niño a ser escuchado y abogan por sus intereses.

Dado que el sistema jurídico español no es uniforme en todas las comunidades autónomas, es importante distinguir entre el Código Civil y las leyes de regiones como Navarra, Aragón y Cataluña.    Aunque las leyes de algunas comunidades autónomas emplean ocasionalmente estatutos y lenguaje diferentes, no hay diferencias marcadas entre la regulación de la protección de los niños, la responsabilidad parental y la representación de los niños en los distintos subsistemas del derecho español, con pequeñas excepciones que vienen de la mano de ciertas prácticas catalanas (por ejemplo, el Código de Familia 9/1998 establece un “Consejo de Tutela” o “Consejo del Tutor” similar al “Consejo de Familia” español).