Tribunal supremo sentencia gastos hipoteca

Casos de libertad de expresión en el tribunal supremo

La reclamación de estos gastos implica primero un proceso extrajudicial y, en su defecto, una acción en los tribunales. La acción extrajudicial tiene lugar ante la propia entidad financiera. Los reclamantes deben presentar una solicitud con la documentación requerida y los importes calculados. En caso de que esto no funcione, se puede acudir a la vía judicial.

¿Pero dónde? Según la ley de competencia española, la acción debe presentarse ante el juzgado de primera instancia del domicilio del prestatario o del domicilio social de la entidad demandada. En el caso de que la solicitud inicial no prospere, la acción procederá como un juicio normal. Esto significa que habrá oportunidades de mediación y otras audiencias previas al juicio. Si todos los intentos de conciliación fracasan, se celebrará un juicio en el que se dictará sentencia aproximadamente 20 días después de su conclusión.

Aunque la oportunidad de reclamar los gastos supone un beneficio para los consumidores, el reloj sigue corriendo. Ni el Tribunal Supremo ni el Parlamento español han fijado un límite concreto para la prescripción de dichas reclamaciones. En Barcelona, 10 años serán suficientes, pero otras jurisdicciones se han decantado por cinco. Es más, distintos jueces han llegado a conclusiones diferentes sobre el momento en que comienza el contador de tiempo. Algunos han sugerido que sea a partir del día del decreto del Tribunal Supremo, otros han basado el momento de inicio en el momento en que se devengaron realmente los gastos. Estas variaciones e incertidumbres aumentan la importancia de buscar un abogado que conozca la jurisdicción en la que se va a reclamar.

  Concurso de acreedores liquidacion

Decisión final del tribunal supremo

El pasado 26 de octubre, el Tribunal Supremo dictó una nueva sentencia relacionada con el reparto de los gastos de formalización de las hipotecas y que inclina la balanza a favor del consumidor, ya que le permite ahorrarse la gestión.

Si el domicilio está en Barcelona, la reclamación de los gastos prescribe a los 5 años, según la jurisprudencia catalana. En cambio, si está en Valencia, Madrid o País Vasco, no prescribe.

Todos los contenidos, textos, imágenes y códigos fuente son propiedad de GRUPO VISTO, S.L, o de terceros que han adquirido sus derechos de explotación; estos contenidos están protegidos por derechos de Propiedad Intelectual e Industrial.

Esta web es propiedad de GRUPO VISTO, S.L. con NIF nº B66126988 y domicilio en c/ Rei Pere IV, 6, 3º 3ª 08800 Vilanova I la Geltru (BARCELONA) e inscrita en el Registro Mercantil de BARCELONA al Tomo 43958 Libro 16 Inscripción 1.

El acceso a nuestra web por parte del USUARIO es gratuito y está condicionado a la previa lectura y aceptación, expresa y sin reservas de las presentes CONDICIONES GENERALES DE USO vigentes en el momento del acceso, que rogamos lea detenidamente. El USUARIO al utilizar nuestro portal, sus contenidos o servicios, acepta y se somete expresamente a las condiciones generales de uso del mismo. Si el usuario no está de acuerdo con las presentes condiciones de uso, deberá abstenerse de utilizar este portal y operar a través de él.

  Cuanto duran las diligencias previas

Plantilla de opinión del tribunal supremo

(b) Una hipoteca en la forma anterior debidamente ejecutada, reconocida y registrada operará y será efectiva como un gravamen hipotecario válido sobre la totalidad de los intereses de los deudores hipotecarios en los locales descritos en ella, e independientemente de si la hipoteca está sellada, puede ser ejecutada en el Tribunal Superior de conformidad con el Capítulo 49 del Título 10.

Cuando una mujer casada se convierte en compradora de un inmueble, puede garantizar el dinero de la compra, o parte de él, mediante un reconocimiento, una fianza, una hipoteca o cualquier otro medio, tal y como pueden hacerlo las mujeres solteras, y no es necesario que su marido sea parte ni consienta en dicho acto de garantía. En tal caso, cualquier reconocimiento, fianza, hipoteca u otra obligación o gravamen no estará sujeto a ningún derecho o propiedad por cortesía del marido de dicha mujer casada. En el caso de que la mujer otorgue un reconocimiento, una fianza o una hipoteca, o haga otro contrato para el pago del dinero de la compra de dichos bienes inmuebles, su marido no será responsable, a menos que sea parte en el mismo.

Una hipoteca, o un traspaso con la naturaleza de una hipoteca, de tierras o arrendamientos tendrá prioridad según el momento de su registro en la oficina correspondiente, sin respetar el momento de su sellado y entrega, y será un gravamen desde el momento de su registro y no antes.

¿cuándo se pronunciará el tribunal supremo?

No es la primera vez que el TJUE corrige y enmienda la decisión del Tribunal Supremo español. Aunque todavía no se ha publicado la sentencia completa. El Tribunal Supremo dio la razón a los bancos en detrimento de los consumidores al considerar que el Impuesto de AJD (Actos Jurídicos Documentados) debe ser pagado por los consumidores.

  Recurso de revision civil contra decreto

Ya avanzamos en nuestro último artículo ¿Quién paga los gastos de la hipoteca, el prestamista o el prestatario? El jurado aún no se ha pronunciado, ya que los clientes esperaban esta decisión como una buena oportunidad para recuperar parte de la elevada cantidad pagada por los gastos de la hipoteca.

Ya se han escuchado muchas voces en contra de esta decisión; Patricia Suárez, Presidenta de Asufin (Asociación de Usuarios Financieros) que cita que «el impacto económico en los bancos y el aumento de la litigiosidad pueden haber pesado en esta decisión, pero los Magistrados se han equivocado».

Al igual que ocurrió con la declaración de nulidad de las Cláusulas Suelo, no todo está perdido, y se planteará una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que tendrá la última palabra.