Desde cuando existen las clausulas suelo

certificando el cumplimiento de múltiples normas de privacidad, entre ellas

El Tribunal de Justicia de la UE dictó ayer su esperada sentencia en los casos acumulados de España sobre las infames «cláusulas suelo». Es un auténtico regalo de Navidad para los consumidores y propietarios españoles: el TJUE ha «anulado» la jurisprudencia nacional que limita los efectos temporales de la declaración de nulidad de una cláusula abusiva. La nulidad es la nulidad. El impacto de esta sentencia en el sector bancario español es enorme: los bancos tendrán que devolver una cantidad estimada de entre 3.000 y 5.000 millones de euros (fuente: El País). La sentencia ya ha sido calificada como un «formidable varapalo judicial a la banca», un tremendo golpe judicial a los bancos.

Las «cláusulas suelo» de los contratos de préstamo hipotecario establecen un tipo mínimo por debajo del cual no puede bajar el tipo de interés variable. Hasta que el Tribunal Supremo las consideró abusivas en 2013 por falta de transparencia, estaban muy extendidas. La mayor pregunta que se hacen los consumidores españoles tras la sentencia de ayer, de la que se han hecho eco los medios de comunicación españoles, es: ¿cuánto dinero nos devuelven?

13º | cartel completo | netflix

Un suelo hipotecario es una cláusula que regula el tipo de interés mínimo de una hipoteca a tipo variable. Estas cláusulas se activan cuando el índice de referencia (Euribor) más el diferencial está por debajo de un valor determinado.

Las hipotecas a tipo variable solían tener una cláusula suelo, que era, en general, siempre del 3%. Sin embargo, cuando el Euribor empezó a bajar como consecuencia de la crisis económica, muchas personas con hipotecas se vieron afectadas por estos tipos de interés mínimos, ya que tuvieron que pagar más de lo que habrían tenido que pagar si no existiera ese límite.

Debido a la falta de transparencia de algunas entidades financieras, en mayo de 2013, el Tribunal Supremo de España declaró totalmente nulas dichas cláusulas, debido a los elevados tipos de interés mínimos de las escrituras hipotecarias. Unos meses después, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que todos los afectados podían recuperar lo que habían pagado de más desde que se empezaron a aplicar estas cláusulas en las hipotecas a tipo variable.

optimización de las consultas sql en streaming — julian hyde

En Carlos Haering Abogados podemos comprobar si su hipoteca incluye una cláusula suelo. Estudiaremos su caso, determinaremos su viabilidad y le ayudaremos a recuperar todo el dinero que pagó de más.

Las cláusulas suelo de las hipotecas se han convertido en un problema para muchos consumidores, que han descubierto que no pueden beneficiarse de la bajada del EURIBOR que se ha producido en los últimos años, y que ha alcanzado su mínimo histórico debido a la crisis económica.

En el momento de firmar una hipoteca, hay que conocer y recibir toda la información sobre todas las cláusulas y «letra pequeña». La cláusula suelo establece un tipo de interés mínimo para todas las cuotas de su préstamo hipotecario, independientemente de los tipos de interés vigentes en el mercado. En consecuencia, si la suma del EURIBOR más su tipo de interés vigente da como resultado un tipo más bajo que el establecido en la Cláusula Suelo, no podrá pagar el tipo más bajo y se le cobrará, en cambio, el tipo de la Cláusula Suelo.

Muchos clientes han firmado una hipoteca sin ser informados de la existencia de una Cláusula Suelo y sus consecuencias, y tal práctica puede considerarse abusiva o poco transparente por parte de su banco. Como tal, podría ser susceptible de reclamaciones judiciales, con altas probabilidades de éxito.

cómo calafatear una base de inodoro al suelo de baldosas como los profesionales

Desde la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre de 2016, tienes derecho a que te devuelvan todo el dinero que el banco te ha cobrado de más, no desde mayo de 2013, sino desde el momento en que entró en vigor tu cláusula suelo. Por tanto, la retroactividad es absoluta.

Incluir cláusulas suelo en las hipotecas en España ha sido una práctica habitual desde el inicio de la «burbuja inmobiliaria» (1997-2007). La mayoría de las hipotecas de esa época, y hasta 2013, tenían un tipo de interés variable (fijado normalmente como Euribor más un diferencial que aplica el banco). En muchas ocasiones, los bancos establecían un porcentaje mínimo a pagar por el comprador de la vivienda (suelo) incluso cuando el Euribor más el diferencial establecido por el banco era inferior a dicho mínimo.

La inclusión de dichas cláusulas suelo se hacía por parte de los bancos a sabiendas de que el Euribor iba a bajar drásticamente, cosa que el consumidor desconocía. La inclusión se hizo con una total falta de transparencia e información, lo que hizo imposible que el consumidor fuera consciente del verdadero significado de lo que estaba firmando.

  Fases concurso de acreedores